Marco Legal

MARCO LEGALES QUE RIGEN AL INVI Y AL SECTOR VIVIENDA

 

La institucionalidad del sector vivienda en la República Dominicana comienza a partir del año 1962, teniendo su inicio en Julio del 1961, por la aplicación del literal b del numeral 15 del articulo 8 de la Constitución Dominicana, que declara de interés social el establecimiento de cada hogar dominicano en terrenos o mejoras propias.

Mediante la Ley No. 5892, del 10 de mayo de 1962, se crea el INSTITUTO NACIONAL DE LA VIVIENDA (INVI), como una Institución autónoma con capital, modificada por las leyes 6017 del 27 de agosto de 1962, la 466 del 31 de octubre de 1964 y la 472 del 2 de noviembre de 1964.

La Ley No. 5892 establece las directrices que sirve de marco de referencia para la toma de decisiones afines a la Institución. En tal sentido, se resalta su carácter autónomo y descentralizado, así como sus objetivos generales, y la fuente de sus recursos financieros. Dicha ley establece la forma que adoptará la administración de la institución, es decir, mediante una Dirección General y un Consejo de Directores. Este último integrado por el Secretario de Estado de Obras Públicas y 4 Comunicaciones quien lo presidirá, el Director del INVI, el Director de la *Oficina Nacional de Planificación (ONAPLAN), el Director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), otro miembro nombrado por el Poder Ejecutivo.

Esta Ley también contempla el papel del INVI en la formulación de planes y proyectos de viviendas, en coordinación con el sector privado y grupos organizados que requieran el apoyo técnico-financiero de la Institución. Según la Ley 5892, el INSTITUTO NACIONAL DE LA VIVIENDA, tiene a su cargo: a)Formular el plan general de vivienda, en sus aspectos urbano y rural , b) Ejecutar dicho plan dentro del marco de sus actividades, c) Promover la contribución privada del desarrollo del plan, d) Dar a través de sus diversas Gerencias y Departamentos, especialmente relacionados con los programas sociales, la orientación, asesoramiento y ayuda técnica, a toda persona o grupo que así lo soliciten, principalmente constituida en cooperativas de hecho o de derecho, e) Promover el desarrollo de Programas de Viviendas Urbanas y Rurales mediante la colaboración de los futuros ocupantes de las viviendas, siguiendo los principios de esfuerzo propio y ayuda mutua, f) Señalar al Poder Ejecutivo, los casos en los cuales deberá proceder a la expropiación por causa de declaratoria de utilidad pública necesarias para la ejecución de los programas de viviendas, en conformidad con las Leyes sobre expropiación, g) Coordinar las demás actividades relacionadas con esos fines.

En fecha 27 de Agosto de 1962, se dictó la Ley No. 6017, que agregó un párrafo al Artículo 5 de la Ley No. 5892, que crea el INVI estableciendo que el INSTITUTO NACIONAL DE LA VIVIENDA estará exento del pago de todos los impuestos, derechos y tasas o contribuciones nacionales o municipales. Todos los actos, contratos y documentos que escriba, estarán exentos de impuestos y derechos. Esta Ley otorga al INVI un importante fundamento social, que le permite ampliar su cobertura de servicios, al eliminar todo pago de contribución al fisco.

Mediante la Ley No. 466, del 31 de octubre de 1964, se agrego otro párrafo a la Ley No. 5892, que indica: Las personas que adquieran viviendas directamente del INSTITUTO NACIONAL DE LA VIVIENDA estarán exoneradas del pago de todos los impuestos, derechos, tasas y contribuciones nacionales o municipales, que se relaciones con dicha adquisición.

Así mismo se consideran Bien de Familia los inmuebles adjudicados por el INVI y así se estipula en el acto y en el documento que ampare el derecho del adquiriente sin necesidad de otro requisito legal.

En el año de 1965, el 1 de febrero se dictó la Ley No. 596, la cual establece que el capital del INVI queda constituido por todos los aportes que para la ejecución de sus diversos programas de construcción de viviendas, le han sido hechos por el Estado Dominicano.

En fecha 3 de abril de 1965 se dictó la Ley No. 693, la cual establece que : Los empleadores o patronos de adquirientes de viviendas construidas por el INVI, que sean requeridos por este organismo para actuar como sus agentes de retención de conformidad con las disposiciones del Art. 16 de la Ley No. 5892, y no efectuaran la retención debida, serán sancionados con prisión correccional de seis días a tres meses y con multa de diez a quinientos pesos, o ambas penas a la vez, y están obligados solidariamente al pago de las cantidades que dejen de retener.

Mediante la Ley No. 339 del 25 de julio de 1968, se dispuso que: serán declarados de pleno derecho como bien de familia, los edificios destinados a viviendas, ya sean del tipo unifamiliar o del tipo multifamiliar, que el Estado transfiera en propiedad a los particulares, tanto en las zonas urbanas como las rurales, por organismos autónomos del Estado, directamente del poder ejecutivo. Esta Ley establece, que toda vivienda ya sea del tipo unifamiliar o multifamiliar, al menos que sea por problemas de salud o por razones económicas muy notorias, en 6 ningún momento pueden ser transferidas según lo establece la Ley No. 1024, que instituye el Bien de Familia.

El 21 de septiembre de 1971, se dicto la Ley No.195, que agregó un párrafo segundo al Artículo 16 de la Ley 301 del Notario de fecha 18 de junio de 1964, estableciendo que: Así también se prohibe a los Notarios, bajo pena de su destitución por quien corresponda, escriturar actas auténticas o legalizar firmas o huellas digitales en actos bajo firma privada, que autoricen traspasos sobre derechos adquiridos bajo el sistema de ventas condicionales de inmuebles, correspondientes a los apartamentos de los edificios multifamiliares o unifamiliares, construidos por el Gobierno Dominicano o el Instituto Nacional de la Vivienda, e instituidos en “ Bien de Familia “, sin que previamente comprueben que se han cumplido las exigencias de la leyes que los rigen, así como igualmente en todos los casos en que existan cláusulas restrictivas para los traspasos de los correspondientes contratos, sin que se hubiere obtenido previamente la debida autorización del Poder Ejecutivo, o de la Dirección General del Instituto Nacional de la Vivienda y hayan sido satisfechos todos los requisitos exigidos en las señaladas cláusulas.

Leyes y Decretos

Título Descargar
Ley 5892 – Crea el Instituto Nacional de la Vivienda Descargar
Ley No. 195 – Agrega parrafo II al articulo 16 de la Ley 301 Descargar
Ley No. 240 – Dicta ciertas disposiciones en relacion con los
contratos de venta condicionales de inmuebles que realice el Invi
Descargar
Ley No. 339 – Establece viviendas construidas Estado como Bien de Familia Descargar
Ley 295 – De Aprovisionamiento del Gobierno Descargar
Ley 200-04 – De Libre Acceso a la Información Pública Descargar
Leyes complementarias y Decretos INVI Descargar
Decreto 63-06 – Reglamento de Compras y Contrataciones Publicas Descargar
Decreto 101-05 – Crea la Comision Nacional de Etica y Combate a la Corrupcion Descargar
Decreto 130-05 – Reglamento de la Ley de Libre Acceso a la Información Publica Descargar
Decreto No. 486-12 Que Crea la Dirección de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG) Descargar